Almejas a la marinera

Cómo hacer almejas a la marinera

Receta fácil

Receta fácil

Las almejas a la marinera no tienen ninguna dificultad. Sólo hay que hacer una suave salsa y cocer las almejas, que tardan unos pocos minutos. Además de la limpieza de las almejas, la salsa es lo principal, ya que es lo que aporta todo el sabor.

Un buen aceite de oliva es la clave, acompañado de una cebolla picadita, tomate triturado y vino blanco, hacen una salsa muy sencilla, pero muy sabrosa.

El tomate triturado de lata lo pone todo más fácil, ya que no hay que escaldar los tomates, quitarles la piel y las semillas y triturarlos a mano. Y tampoco recurrimos a una salsa de tomate normal que no aporta nada de textura.

De esta manera, cualquiera puede elaborar un rico plato marinero para quedar como un rey ante los invitados. Esta receta es la más básica. A partir de ahí puedes añadir muchos más ingredientes, e incluso integrarlo en otros platos, como la merluza en salsa.

Esta receta se puede hacer igualmente con mejillones, en vez de almejas.

Ingredientes para 6 personas:

  • 2 docenas de almejas de tamaño pequeño
  • 1 cebolla blanca grande o 2 medianas
  • 60 ml de un buen aceite de oliva virgen
  • 80 ml de vino blanco
  • 2 tazas de tomate triturado
  • Sal kosher o sal marina y pimienta blanca

Preparación de la receta

Antes de todo, tenemos que limpiar muy bien la concha de cada almeja y desechar las que están abiertas. Aunque las venden en una malla y suelen estar bastante limpias, siempre queda algún resto de arenilla o suciedad que puede arruinar nuestro plato.

Una vez limpias, las echamos a una olla con un poco de agua hirviendo, para que el vapor abra las conchas. En cuanto empiecen a abrirse, retiramos la olla del fuego y reservamos las almejas que se hayan abierto.

Reservamos también el jugo de las almejas colado por una malla fina.

Ponemos una sartén a calentar a fuego medio y añadimos el aceite de oliva. Picamos muy finamente la cebolla y la sofreímos hasta que esté transparente y suave.

Vertemos el vino blanco y el jugo reservado de las almejas, lo cocinamos todo durante unos pocos minutos. Enseguida incorporamos el tomate triturado, sal y pimienta blanca al gusto. Bajamos el fuego y lo dejamos cocer a fuego lento durante 20 minutos.

Retiramos la sartén del fuego y volvemos a sazonar de nuevo. Añadimos las la almejas reservadas, removemos todo para que la salsa se distribuya uniformemente y lo servimos en caliente con mucho pan para mojar.