Almejas a la marinera

Cómo hacer almejas a la marinera

Almejas a la marinera thermomix

Almejas a la marinera thermomix

Las almejas a la marinera es uno de mis platos favoritos para la primavera y el verano, ya que ya se empieza a ver el sol y la gente está deseando salir a las terrazas a tomar una cerveza y una tapa. Es un plato perfecto para tomar como tapa, especialmente cuando se acompaña de pan crujiente para mojar la deliciosa salsa.

Es una receta bastante fácil de elaborar, y deja satisfecho a una multitud si haces bastante cantidad.

Me gusta hacer las almejas de una forma simple, con una salsa a la marinera, que tiene básicamente aceite de oliva, unos dientes de ajo, chalotas, vino blanco, y se decora con unas hojas de perejil.

Cualquier vino blanco seco es perfecto para hacer la salsa, pero si utilizamos uno con matices, disfrutaremos mucho más. De principio a fin, este plato se tarda en hacer menos de 20 minutos, y esto realmente es de agradecer cuando tienes a una multitud hambrienta en la mesa.

Puedes servirlo como aperitivo o como primer plato, acompañado de una ensalada verde.

Aquí están los ingredientes que vas a necesitar para hacer 1 kilo de almejas y la forma de hacerlo en la thermomix.

Lista de ingredientes:

  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 3 dientes de ajo
  • 2 chalotas
  • 1 kilo de almejas
  • 1 cucharada de harina
  • 120 ml de vino blanco
  • 80 ml de agua
  • 1 cucharada de perejil picado

Elaboración

Enjuagamos las almejas varias veces en agua fría y las dejamos en remojo con agua y sal para que se limpien concienzudamente. Una vez lavadas, enjuagadas y escurridas, las ponemos en el varoma.

En el vaso, vertemos el aceite y lo calentamos durante 3 minutos a velocidad cuchara, temperatura varoma.

Pelamos la cebolla y los ajos y los partimos por la mitad. Lo añadimos al vaso y lo troceamos durante 5 segundos a velocidad 5. Miramos como se han picado, y lo queremos en trozos más pequeños, podemos picarlo 2 segundos más.

Sofreímos la cebolla y el ajo durante 10 minutos, a velocidad cuchara y temperatura varoma. Añadimos la harina y lo rehogamos durante 2 minutos a velocidad 3 y una temperatura de 100º.

A continuación, vertemos el vino, el agua y la sal. Añadimos las almejas que estaban en el varoma y espolvoreamos el perejil picado. Cerramos el vaso y programamos temperatura varoma, durante 20-22 minutos a velocidad 2.

Todas las almejas que no se hayan abierto hay que descartarlas ya que están en mal estado y pueden afectar a las demás.

Vertemos el contenido del vaso en una cazuela de barro, como manda la tradición, y lo servimos acompañado de unas rebanadas de pan crujiente para poder mojar.

Notas:

Intentar conseguir almejas de tamaño similar, ya que si son de diferentes tamaños modificarán el tiempo de cocción para abrirse. Son mejores las más pequeñas, ya que se abren más rápido.

Si quieres reservar las almejas, puedes guardarlas en una bolsa de plástico parcialmente abierta encima de un recipiente con hielo en la nevera hasta que estén listas para usar.