Almejas a la marinera

Cómo hacer almejas a la marinera

Almejas a la marinera con tomate

Almejas a la marinera con tomate

Las almejas a la marinera son un plato que si bien puede comerse solo, también acepta acompañamientos como el que vamos a proponeros en esta entrada, una deliciosa salsa de tomate, con lo que poder degustar de una manera diferente este delicioso plato tan consumido en todo el mundo.

Para hacerlas necesitaréis los siguientes ingredientes:

  • 1 kilo de almejas.
  • 1 cebolla grande.-
  • 400 gramos de tomate triturado (mejor si es natural)
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • 2 hojas de laurel.
  • Perejil fresco recién picado.
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)

Modo de elaboración

El primer paso es lavar bien las almejas para poder retirar cualquier resto de arena o tierra que pudiesen tener, por lo que debemos ponerlas en un recipiente con agua fresca, cambiándola de vez en cuando, con lo que las limpiaremos por completo.

Comenzaremos pelando y picando bien la cebolla en trozos muy menudos, calentaremos un chorro de aceite de oliva en una sartén con bastante fondo rehogaremos la cebolla, le añadiremos un poquito de sal y dejaremos que se vaya pochando poco a poco.

Cuando la cebolla esté bien pochada echaremos el tomate triturado que tenemos reservado. En este caso puede servir en conserva pero lo mejor es prepararlo en casa, siempre saldrá mucho más rico. Añadiremos también las dos hojas de laurel y removeremos todo para que se integren los sabores y lo dejaremos cocinar durante cinco minutos.

Escurriremos bien las almejas y las incorporaremos a la sartén junto a una cucharada de perejil picado y lo removeremos todo. Taparemos y dejaremos que se cueza a fuego lento durante aproximadamente unos 8 minutos, moviéndolo todo de vez en cuando para evitar que se pegue.

Cuando las almejas se hayan abierto, el plato estará hecho. Lo dejaremos reposar un poco y ya podremos servirlas para comer.

Consejos

Para hacer que se limpien mejor las almejas, al agua le podemos echar un chorro de vinagre, hará que las almejas se abran lo justo como para expulsar cualquier resto de arena o tierra.

Para darles más sabor se puede añadir un poco de vino blanco en el momento en el que se está haciendo la cebolla, pero tendremos que dejar que el alcohol se evapore.

Si se quiere dar un punto de picante se puede incorporar una cayena y retirarla antes de echar el tomate (sobre todo para no perderla) o una cucharadita de pimentón picante, que también le dará un buen sabor.