Almejas a la marinera

Cómo hacer almejas a la marinera

Almejas a la marinera con pasta

Almejas a la marinera con pasta

La pasta es un alimento neutro que puede combinar con muchos ingredientes diferentes como carne, verduras, marisco, pescado, etc. Es una buena forma de comer hidratos de carbono, sobre todo si la pasta es fresca, que aunque cueste un poco más el sabor es realmente delicioso.

Si la pasta la combinamos con un ingrediente como pueden ser las almejas, podemos hacer un plato tan exquisito como el que vamos a enseñaros a hacer en esta entrada, almejas a la marinera con pasta.

Para su elaboración necesitaréis:

  • Un kilo de almejas.
  • 1 cebolla mediana.
  • 3 dientes de ajo.
  • Un vaso de vino blanco (de mesa)
  • Una cucharada de harina.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Una guindilla de cayena (opcional)
  • Perejil fresco recién picado.
  • Sal.

Modo de elaboración

Comenzaremos limpiando bien las almejas y para ello las opondremos en un recipiente con agua fresca para que vayan perdiendo la arena que puedan traer consigo.

Por otro lado pondremos agua a calentar en una cazuela y cuando rompa a hervir añadiremos un chorro de aceite de oliva, una cucharada de sal y la pasta. La dejaremos cocer el tiempo que nos indique el fabricante.

Mientras se limpian las almejas y se prepara la pasta pelaremos la cebolla y la picaremos junto a los ajos. Calentaremos una sartén con un chorreón de aceite de oliva y rehogamos la cebolla, el ajo y añadimos también la cayena si se quiere algo de picante.

Cuando la cebolla esté pochada añadiremos la cucharada de harina (previamente tamizada para evitar grumos) y removeremos bien para que se mezclen los ingredientes. Con el aceite y el agua que suelta la cebolla no nos costará trabajo que se disuelva.

El siguiente paso es incorporar las almejas limpias y escurridas y el vaso de vino y dejar que se hagan hasta que el vino se consuma y las almejas comiencen a abrirse.

En este momento podemos retirar la guindilla para no llevarnos sorpresas cuando comamos e incorporaremos una buena cucharada de perejil picado. Escurriremos la pasta cuando esté hecha y la incorporaremos a las almejas, removiendo para que todos los sabores se integren entre sí.

Cuando las almejas estén completamente abiertas el plato ya estará listo para comer.

Consejos

Para que la pasta tenga mucho mejor sabor, lo mejor es elegir pasta fresca recién hecha o pasta al huevo, que también está muy rica. Notaréis la diferencia respecto a la pasta que se puede comprar en los supermercados. Esta clase de pasta se suele vender en grandes superficies y tiendas especializadas en gastronomía o gourmets.